Las Cuevas del Principe
Blog

Las Cuevas del Príncipe

Tras más de una década organizando bodas, eventos y celebraciones de todo tipo y tamaño, mi recomendación son los dos establecimientos ubicados en Navalcarnero que reúnen todas las características necesarias para cualquier evento Las Cuevas de Príncipe dispone de dos establecimientos, “La Terrasita” y “La Finca”, os paso a contar las características de cada uno de ellos:

Las Cuevas del Príncipe La Terrasita:

Es un encantador asador ubicado en el centro histórico de la encantadora villa de Navalcarnero y se trata de un establecimiento con solera, de gran tradición que ha pasado de padres a hijos. 

Sus interiores están distribuidos en cuatro espacios intercomunicados, uno de ellos es conocido como la Terrasita y simula una plazoleta de pueblo, es el más amplio y se convierte en zona de baile cada noche. Otro espacio es el gran mural, donde se ubica el horno de leña y el acceso a la cuevas en sí mismas, es ideal para celebraciones e incluso bodas pequeñas, cuenta con un altillo desde el que se puede dirigir palabras al publico e incluso poner música, es un lugar animado donde a diario los comensales suelen unirse en una sola celebración. Este establecimiento cuenta con una antigua cueva de conservación de alimentos y vinos muy interesante adaptada para tomar un aperitivo previo a la comida a base de vermut, chorizo y morcilla asadas y cuenta con mesas ideales para cenas románticas y más tranquilas.

Hasta aquí todo bien, podría ser un establecimiento más de  tantos otros que hay, pero, me preguntaréis, ¿Qué hace que recomiende este lugar?, bien, requiere de un poco de historia:

En el año 2007 necesitaba encontrar un lugar que reuniera una serie de características para una despedida de soltero, contacté con Jesus Medrano, el dueño de Las Cuevas del Príncipe La Terrasita, quien tenía unas ideas muy originales y novedosas en el momento, una implicación en el trabajo que le caracteriza especialmente con una disposición total que, hoy ya no se sorprende, sino que me resulta admirable. El lugar tenía buenas referencias, se montó un programa muy original y divertido, con animación y sorpresas, y tenía posibilidad de alojamiento asequible muy cerca. El éxito de aquella despedida fue tal que pronto ya estaba llevando otra despedida, en este caso de soltera, al mismo lugar, y posteriormente más y más eventos de todo tipo año tras año, desde cumpleaños, babyshower, fiestas de jubilación, encuentros románticos, fiestas medievales, fiestas gastronómicas, actividades en el marco de la agencia de viajes que dirijo “Viajes Amigos en Ruta” e incluso bodas y bodas de oro, todas ellas con gran éxito el cual no solo se debe al encantador entorno, sino al excelente equipo de trabajo que ha sabido mantener su propietario, el cual no escatima en implicación personal y en un comportamiento de perfecto anfitrión con una personalidad única que mezcla la elegancia y la cortesía e incluso el humor cuando la situación lo requiere. Que los trabajadores de un restaurante sean eficaces, estén concentrados, y a la vez formen parte del evento y lo vivan con una sonrisa me sorprendió siempre, y tras tantos años, puedo decir que he visto crecer profesionales en este establecimiento. Hoy día no concibo evento alguno que no tenga que ser celebrado allí, ya que me ofrece una garantía indiscutible tras tantos años de trabajo.

La Finca de las Cuevas del Príncipe:

Se trata de un establecimiento a las afueras de la ciudad de Navalcareno, pero dentro del casco urbano, siendo la primera propiedad que uno se encuentra al acceder al mismo por la carretera que procede de Villamanta. 

Lo primero que llama la atención al entrar a la Finca es su cuidada decoración en estilo tradicional manchego y la predominancia de espacios abiertos combinada con recintos cerrados como el salón de hasta 160 comensales, las carpas de hasta 60 personas, la zona ajardinada con piscina, el salón privado para otros 50 comensales, terraza de verano, barra al aire libre, zona infantil y parking. Todo ello concebido para la celebración de eventos de todo tipo ideal para bodas y prevista la modulación o independencia de espacios. Para conocer el lugar es ideal acudir a cualquiera de los eventos abiertos que se organizan como por ejemplo La Matanza que se realiza todos los findes de semana de Febrero y en la que se celebra una auténtica fiesta de pueblo, con danzas, música, animación, aperitivos, barra libre y comida tradicional, y puedes disfrutar de cada uno de los espacios si el tiempo lo permite. 

Cierto es que aunque a mi me parezca este lugar único, muchos me podréis decir cantidad de recintos de boda que reúnen características similares, sin embargo, lo que hace especial este lugar para mi es el equipo profesional del que dispone, desde el propietario, con su personalidad característica con la que siempre sabe poner la guinda en cualquiera de sus intervenciones, su encargado siempre concentrado en obtener la perfección de cada uno de los servicios, pasando por los camareros y cocineros, que siempre dejan satisfechos al comensal más exigente, y lo puedo asegurar con conocimiento de causa, que esto es así. La prueba irrefutable que argumenta mi recomendación en este lugar es que tras haber realizado numerosos eventos aquí, no ha habido ni una sola persona, ni un solo invitado, que no haya salido de allí sin habérselo pasado de maravilla y haber comido bien… incluso más de la cuenta en muchos casos.

Aunque las Cuevas tengan, para mi, un enfoque más informal y festivo, la Finca es ideal para bodas porque dispone de todos los espacios necesarios para la misma, es decir, zona de recibimiento de invitados, zona de ceremonia, zona de cocktail, salón comedor y zona de fiesta y baile, con toda la equipación técnica necesaria, y son espacios dinámicos, es decir, con el tiempo suficiente se puede ubicar cada zona combinando los diferentes espacios que tiene la finca en función de lo que se quiera hacer, de los gustos y preferencias e incluso con planes B por si fallan las previsiones meteorológicas. Se pueden hacer por tanto y con la antelación suficiente, eventos grandes utilizando en exclusiva todo el recinto, o, en cambio, eventos más pequeños utilizando parte de los espacios con la posibilidad de hacerlos independientes.

Conclusiones:

En cualquier encargo que me encomiendan, a menos que el cliente tenga claro en qué lugar quiere realizar su celebración, o bien, no haya disponibilidad, propongo siempre uno de estos establecimientos por la garantía y seguridad que me ofrecen.

Si has llegado hasta aquí es que estás buscando un lugar para tu evento, toma en consideración contemplar tu celebración en cualquiera de estos establecimientos, van a quedar perfectos y vas a tener toda la ayuda necesaria, pero si quieres ir más allá y que una persona especializada en organización de eventos se encargue de tu evento o parte de él, no dudes en contar con mis servicios, llámame y hablamos.

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

×
A %d blogueros les gusta esto: